Inicio de sesión
Inicio > Sala de Prensa > Comunicados de Prensa > Estado colombiano reconoce responsabilidad y pide perdón en el caso Nicolasa y familiares
Reestablecer tamaño Aumentar tamaño de la fuente Aumentar tamaño de la fuente Aumentar tamaño de la fuente
Estado colombiano reconoce responsabilidad y pide perdón en el caso Nicolasa y familiares

Bogotá, 6 de agosto de 2018. En Cartagena, Colombia, se llevó a cabo el Acto de Reconocimiento de Responsabilidad y pedido de perdón realizado por el Estado colombiano, por no investigar con debida diligencia los hechos que generaron el desplazamiento forzado de la señora Nicolasa y familiares en el año 2000, del municipio de San Onofre (Sucre). Asimismo, se pidió perdón y reconoció responsabilidad por no investigar, con debida diligencia, la violación al derecho a la integridad personal de la señora Nicolasa y las amenazas realizadas en su contra debido a su labor como lideresa y defensora de los derechos de las mujeres.

Este acto se realizó en cumplimiento del Acuerdo de Solución Amistosa suscrito el 5 de septiembre de 2017 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el que se pactaron medidas de satisfacción, garantías de no repetición y medidas en materia de justicia, con el fin de garantizar la reparación integral de las víctimas.

Precisamente, dentro de las medidas de reparación acordadas se encontraba la realización del Acto de Reconocimiento de Responsabilidad del Estado y pedido de perdón.

El acto fue presidido por la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Doctora Paula Gaviria y contó con la participación de autoridades del orden nacional, departamental y local, las víctimas y sus familiares. Entre ellos se encontraban la directora de Defensa Jurídica Internacional de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, la Corporación Sisma Mujer, la Comisión Colombiana de Juristas y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, CEJIL, en su calidad de representantes de las víctimas ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos y organizaciones de derechos humanos de la región.

El Estado colombiano lamenta estos hechos y espera que este acto contribuya a la reparación del dolor causado.​​​